Los labios corales, naranjas y damascos son los protagonistas indiscutidos de esta primavera alegre y divertida. Si eres de aquellas que no se sienten cómodas con los labios rojos, puedes optar por este color, el que logra el mismo efecto sexy, pero mas fresco y versátil.

 

Para la noche lo puedes llevar más intenso, combinado con sombras tenues y satinadas. Para el día, cuando tengas que salir o ir a trabajar, menos cantidad y preferiblemente en la gama de tonos damasco.

 

¿Te atreves a probarlo?

Dejar respuesta