Sweater: el protagonista de la temporada

Siempre he tenido asuntos pendientes con los sweaters. Si bien me fascinan porque siempre tengo frío y estos son los más calentitos que hay, nunca –y lo juro que hace demasiado tiempo- encuentro uno lindo, a mi estilo, que sea cómodo, que no abulte con la chaqueta o el abrigo, pero principalmente que me guste en su totalidad. Lejos lo más difícil.

Pero claro, con esto del boom de la moda y las tendencias me he dado cuenta que todas las buenas marcas están haciendo su máximo esfuerzo de diseño y generando prendas realmente tan atractivas que conquistan hasta los ojos más exigentes –¡Y complicados como el mío!-.

La gracia es que este cambio ha generado que todos los sweaters se diversifiquen, que aparezcan nuevas formas, colores, texturas, estampados, tejidos, dibujos, y por supuesto materiales que antes en el mercado era impensado encontrar.

Y es por esto que hoy todos los sweaters toman un rol muchísimo más importante que el de solo abrigar, hoy –para mi- se transforman en el protagonista indiscutido de la temporada. Y como no, si en las grandes casas de moda ya podemos encontrar sweaters, como el de las caras de animalitos, con los que será imposible pasar desapercibida.

Confieso que Basement y Americanino me sorprendieron gratamente con sus diseños, se nota la dedicación y el cuidado en la confección, en la elección de los colores, el tejido y las terminaciones para realmente conquistarnos. Si bien hace un tiempo jamás me hubiese puesto un sweater con una linda carita de animal, hoy con los colores en los que se están fabricando, el calce que están, y las lanas que se están ocupando –y no puedo evitar decirlo- sin duda quiero uno de esos en mi clóset para esta temporada de frío que está recién empezando.

Y como buen protagonista, el sweater esta temporada no solo tiene lindas caritas de animales sino que también miles de aplicaciones. Ya no es raro encontrar chalecos con tachas o brillos, ya que también los vuelven protagónicos y les dan ese toque diferente. Al mismo tiempo podemos encontrar otros con aplicaciones de piel u otras texturas de lanas que los hacen más entretenidos, menos planos y por supuesto más especiales.

Es por esto que hoy un sweater ha logrado ser tan importante en un outfit, ya que dejó de cumplir exclusivamente el rol de abrigar, porque hoy aparte de ser funcional, ya no necesita ser combinado con una chaqueta obligadamente. Hoy puede ser la ultima capa que nos pongamos para mezclarlo con una linda camisa o una linda polera. Así también se puede complementar con un collar o foulard al cuello.

La gracia está en que él es el protagonista y todos estos elementos externos vienen a complementarlo para que tu tenida se vea más acabada y completa.

Creo que esto de los sweaters protagónicos vienen a simplificarnos la vida, ya que al fin  podemos andar abrigadas, bien vestidas y completas, sin la necesidad de andar cargando miles de complementos o capas como años anteriores. ¡Gracias a los nuevos sweaters ahora somos más libres y  nos vemos mejor!

Leave a Reply