Estamos a un pasado de la primavera y de la mano viene el verano. Son lejos las estaciones más entretenidas del año, pero es la que nuestro cuerpo está más expuesto a situaciones que no son de lo más saludable. Una de ellas es el exceso de sol en nuestra piel. Para prepararnos y estar tranquilas bajo el sol, acá algunos alimentos que nos ayudan a estar protegidas.

Tomates, es muy importante comer un cuarto de tomate todos los días.

Zanahorias, nos ayuda a mantener el color perfecto, pero además tiene antioxidantes que ayudan a regenerar las células que mueren producto de la radiación solar.

Sandía, previene a que nos pongamos rojas las primeras veces que tomamos sol, además de hidratarnos.

Frutillas,los Kiwis y Citricos como las Naranjas, estas tres frutas con gran cantidad de vitamina C ayudan a detener el desarrollo de células cancerígenas.

Dejar respuesta